martes, 17 de noviembre de 2015

Encuentro de Narradores Gráficos

Revisando las historietas que me regalaron, canjeé y compré en el evento, debo destacar (o al menos es la impresión que me han dejado) el amor y el sexo. Es fascinante como diversos autores de diversos lugares de nuestro Perú abordan este tema en sus obras. 

Dioses y Hombres de Huarochirí
de Miguel Det y el Colectivo Los Zorros 

En esta adaptación de antiquísimas, míticas leyendas peruanas, hay una narración donde intervienen dos huacas (divinidades) costeñas, de la región de Lima. Cuniraya que era adorado por los agricultores se enamoró de Cahuillaca, famosa por haber rechazado a otros huacas. Cuniraya, quién se disfrazaba con harapos para no ser reconocido, no se amilanó sino que observando a Cahuillaca descansando bajo un árbol tomó la forma de un pájaro y posándose en las ramas puso su simiente en un fruto y lo dejó caer. Al comerlo Cahuillaca quedó embarazada. Tras nacer su hijo se preguntaba cómo y quien podría ser el padre de su criatura. Al descubrir que el sucio desarrapado la había embarazado, enloqueció y se sumergió en las aguas del mar junto a su hijo.


Zancudo
de Benny Ríos

En este libro aparecen un personaje de cabello verde que vaga por la selva en la región de Ucayali y devora personas. En su deambular entre los tupidos árboles conoce a una joven shipiba que fabrica tinajas de barro cerca de un río. El oculta su predilección carnívora y así conviven un tiempo, intercambiando costumbres, hasta que ella concibe un bebe. Desde ese momento empieza a tener visiones de muerte que le avizoran un triste final. Esto lo confirma cuando descubre los huesos y ropas ocultas de unos turistas. Nada puede hacer. Al momento de dar a luz el joven babea por el suculento recién nacido pero ella le hace prometer que no devore a su hija. Así lo hace y a quien devora es a la madre.

¿Cómo llegamos a esto?
Blac Poncho

Un séquito de turistas japoneses llega a Cuzco y un descalzo brichero les da la bienvenida. Concentrándose en la mujer mas bella del grupo empieza una lista de asedios, piropos, halagos con el fin de seducirla a lo que la chica rechaza constantemente, primero advirtiendo que ya tiene dónde hospedarse, hasta perder la paciencia y amenazar respetuosamente con romper sus huesos en manos de su esposo, un consecutivo campeón de sumo. Divertidas referencias al cine nipón, a la escritura kanji, a las artes marciales, a la jardinería bonsai doblegan poco a poco a la asiática mujer (ni joven, ni madura, una mujer en su edad de esplendor según el) hasta que, insultando a su esposo ausente, termina en la cama del peruano.


La Reptiliana

Es el seudónimo de la artista que ha desarrollado una propuesta experimental. Son dos historietas sin título, en la portada, al pie de la ilustración tan sólo se lee el vínculo a sus espacios de la internet. Se pueden leer sin orden por que no están enumeradas. Formatos en tamaño A7 aprox. en uno de ellos una pareja se besa, se acarician, se desnudan, exploran sus cuerpos hasta llegar al final y al cerrar la historieta se lee un título: SEX. Es una historia que en realidad, o al menos a mi me parece, ofrece dos alternativas en las que pueden concluir las relaciones.




Esta es solo un extracto de las obras que adquirí esos días. Obviamente hay mas en cada fanzine, revista o libro mencionado. Ademas de feria hubo mesas de discusión de diversos temas. No pude participar en ellas por estar en mi mesa con mis historietas PURURAUCA, y el último día ni siquiera estuve ahí por el taller que iba a desarrollar. Mas que Encuentro, para mi fue un reencuentro con los colegas y su magnífico trabajo. El evento estuvo genial y debo agradecer a Ronny Puchuri quien coordinó mis actividades. A la Casa de la Literatura Peruana por brindarnos el espacio. Y a todo el público asistente y consumidor de historietas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario