lunes, 17 de junio de 2013

Indeleble Fest

A un lado de la gélida Plaza San Martin se realizó la feria INDELEBLE FEST. Se estuvo promocionando buen tiempo, pero pensaba avanzar con mi historieta, al final sacrifiqué un día de dibujo para asistir y exhibir mis productos y me inscribí faltando una semana. Es la segunda feria de este tipo que se realiza en el local de Zona-30, una comunidad de artistas. Esta vez, hubo menos historietistas. Llegué después de las once, la hora en que se habría la feria al público. Y la puerta estaba cerrada, y lo que era peor, no sabía cómo entrar. Desde la plaza un joven me observaba, tratando de abrir el pestillo, hasta que llegó Luna Noire, que hace joyas y tocó un bendito timbre casi invisible. Arriba encontré a varios fanzineros ya instalados. A Punto Aparte le dije que me preocupaba se repitiera el percance en los visitantes, así que tras poner mis historietas sobre la mesa, me fuí a la av. Wilson a imprimir mi afiche, en un tamaño mas grande del que habían puesto los organizadores, y comprar un plumón grueso para escribir "tocar el timbre". De paso aproveché para comer algo. Me preocupaba el evento pero también mitigar los aullidos estomacales. Pero en la ruta no había nada mas que una salchipapería. Compré una porción y almorcé en una banca del parque de los metaleros. Un comensal que se sentó a mi lado reveló que también era dibujante, de paneles de tecnopor para fiestas infantiles y se quejaba de que no valoraban su trabajo y por eso hacía también de payaso en aquellas fiestas. Cuando volvía al local Jesús Cossio salía de dar su taller de historieta. Pegué mi afiche, escribí la advertencia y subí al tercer piso.


Algunas otras actividades ya habían empezado. Aproveché para tomar fotos y comprar. En la mesa de Ultra Viñeta compré KABUM de la autoría de G. P. S. que trata de dos hermanos ninjas con grandes poderes (46 págs a color) y MY DADDY de Sacc End, que trata de un  joven padre video-juegómano y su pequeña hija ( 23 pgs. b/n). En la mesa de Impacto Comics compré APUMAYTA de Mario Morales que es como el Génesis de la Biblia pero con personajes Incas (16 pgs. b/n). En la mesa de Ferro Producciones compré ZTIGMA de Alonzo Yzasiga y Christian Magán que trata de un grupo rebelde intentando acabar con un dictador (26 pgs. b/n). En la mesa de La Casa Editores compré LAS INCREIBLES AVENTURAS DE LOS ALKOHÓLIKOS KALAVÉRIKOS de Fernando Laguna, que trata de un detective reuniendo a una banda de rock. Después me fui a mi mesa y la gente empezó a llegar. Incluso llegó un fanzinero extranjero que hablaba en portugués y me obsequió la edición facsímilar de su fanzine FRAGMENTAMENTE. Mas tarde se dio inicio al taller de "Libro Objeto" que dio Sandra Suazo. Para los amantes de la violencia la performance del artista Méndes Méndes rompió una silla y casi se derriba  un reflector. Hubo sorteo también de dos serigrafías "chicha" de Elliot Tupac. Hubo concierto acústico con Amadeo Gonzales y Gianfranco Solís, cuya versión trova de "Soy Muchacho Provinciano" me acompañó en mi descenso por las escaleras mientras me retiraba del evento, no sin antes hacer un dibujo en la Pichanga Gráfica. Al salir ya era de noche. Y noté que las personas en autos se intrigaban por mi afiche donde salían dos rubias y un negro calato. Que imaginarían del lugar. Era sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario