domingo, 4 de marzo de 2012

Garrapata lecticida

Poco después de chupar la sangre del caballo de San Martín, la garrapata deambuló por los surcos de las veredas incandescentes. Al llegar la noche pasó una dama decimonónica de acento charro. Audaz como ella sola, la garrapata trepó y se peló. Se peló por que no había sangre que chupar allí. La damicela era puro hueso. De allí pensó en volver donde el perro que abandonó pero, dónde andaría el chusco ése. Preguntó en varias librerías, le dijeron que lo habían envenenado, que lo habían atropellado, que trabajaba en Serenazgo. La Garrapata desconsolada se desangró así misma y murió. Su alma se fue al averno. No iba ir al cielo después de asesinar a tantos perritos. Pero es que era su cultura "chuparles la sangre", no sabía que mataba por vicio. Vagando en los peñones infernales pensó en probar la sangre humana. Pero era imposible interrumpir el sufrimiento de los condenados que se quemaban vivos por toda la eternidad. Para distraer su mente leía algunos poemas del Necronomicon. Hasta que una noche, pensó en recitar dedicándoselos a su triste final, se puso de pie, tomó aire y entonces lo vio. Recio, ronco, dormía bajo un arco. La garrapata abrió sus seis ojos tanto que casi se les desorbitan. Este perro tenía tres cabezas ¡tres cabezas! Toda esa sangre para ella sola. Y volvió al vicio.


Ayer se realizó la Feria garapatense en el C.C. El Averno. Creadores independientes se reunieron una vez mas en la vieja casona par exhibir nuevamente sus creaciones. La inscripción era donar dos publicaciones de tu autoría para la piñata literaria. Llegué temprano y me puse a armar las mesitas que estaban apiladas. Al rato llegaron los demás y se fueron ubicando: Night Craft, Chica Power, Maga de Oz, productores de arte utilitario. Por el área editorial, fanzines y libros a cargo de Estante 18, Punto Aparte, Mitgard, Apocalipsis, Paracaídas Editores. Los visitantes llegaban y entre ellos me llamó la atención la presencia de las chicas de Michi michi, historietistas que lamentablemente no trajeron su material. También descubrí un personaje de tira cómica llamada Domitila, una cuy, creada por G. Ramirez. Por la noche empezaron los recitales de poesía. Gianfranco Solís cantó algunas canciones entre ellas una dedicada a Superman. Indira Anampa presentó a nuevos exponentes y para cerrar ¡de lujo! Del pueblo del barrio, en concierto. Sin duda una feria artistica-literaria-musical de las que no hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario